. La Luna ligando con Poseidón.

 

C_meridianosLlevamos ya unos días del coqueto otoño para los enchufados por el Trópico de Cáncer y de la linda primavera para los enchufados por el Trópico de Capricornio. El ritmo del planeta apenas se ve alterado por nuestros malhumores y desdichas particulares de unos o las alegrías y esperanzas de otros. Y es que nuestro bellísimo planeta, nuestra casa, el hogar que protege la vida desde hace miles de años, no entiende de amores o traiciones, ella cursa su órbita y sigue las leyes de la física y de la química con el beneplácito de la matemática.

Como llevo haciendo desde hace diez años, os propongo una selección personal de las mejores fotografías del “cielo” que aparecen durante cada periodo estacional en APOD. Para acceder a la fotografía en mayor resolución, sólo tenéis que pinchar sobre ella. Y recordad que el espacio, fuera de nuestro planeta, es tremendamente hostil, no salgáis sin abrigo.

 

 

Espléndida Luna llena del 23 de junio sobre el antiguo templo de Poseidón (Grecia). Los dioses griegos fueron respetuosos con los astros y con el propio firmamento; respetaban los ciclos humanos y naturales como propios de algo superior a ellos, algo sin nombre pero que, incluso, a pesar de ser dioses, regía sus eternas vidas, el universo:

lunarScenicSounionAyiomamitis (Copiar)

 

En la árida pero sugerente comarca española de las Bardenas Reales, el pico de Castildetierra parece señalar hacia la Vía Láctea, nuestra galaxia. Ésta erosionada aguja pétrea de arcilla y gres lleva miles de años como mudo testigo de sublimes noches estrelladas dónde la posición de muchas de las estrellas más conocidas por nosotros era muy diferente a la actual. Cosas de la mecánica celeste. O caprichos de desconocidos dioses:

milkyway_mrvila_2500 (Copiar)

 

Estos son los llamados (con evidente fervor religioso) “penitentes” de hielo, situados en la meseta de Chajnantor (Andes chilenos) a una altitud de 5.000 metros. En esta altura, la atmósfera fría y muy seca y un proceso complejo de sublimación, crea estas figuras de hielo (posiblemente parecidas a otras situadas en planetas de nuestro sistema solar) que parecen formar un eterno “Vía Crucis” con las constelaciones de Perseus, Pegasus, Andromeda y Orion como fieles espectadores de la evolución planetaria:

IceNightPanTafreshi-s (Copiar)

 

Seguimos en Chile, ahora en el desierto más seco del mundo, el desierto de Atacama, sede de varios complejos de astronomía óptica y de radio porque posee uno de los cielos más limpios del planeta. En esta noche semi-nublada, en una imagen panorámica, se pueden observar una sección de la Vía Láctea, la Gran nube de Magallanes en la parte inferior a la derecha y la estrella Canopus (a la derecha entre las nubes) brillando con fuerza. En el horizonte la luz parásita de ciudades lejanas. Nada de ello quita esplendor a esta fotografía:mwcl_panBeletsky (Copiar)

 

Para finalizar una fotografía de día, a plena luz solar. ¿Porqué elijo salir a la luz cuando hay tanta maravilla en la noche?, pues sólo tienen que observar el conjunto, una nube excelsa, un genuino “cumulonimbus” en retirada después de una tormenta pero con la particularidad (extraña) de contener otro curioso tipo de nube llamado “mammatocumulus“, con evidente forma de mamas. Esta fotografía fue tomada al atardecer en Alberta (Canadá) a mediados del mes de junio. Desconozco qué es más impresionante, la poco usual formación nubosa o los espléndidos colores de una riqueza extraordinaria. Falta por mencionar a nuestra fiel Luna creciente, si la podéis encontrar en la fotografía:

Retreating Thunderstorm at Sunset Panorama

 

 

·Fotografías bajo licencia propia. Texto bajo licencia Creative Commons·