.Numerati & If & Perdón por todo.


.Los numerati.

26th November

numerati-wordle1-thumb           Dentro de mis futuras compras literarias para aleccionar mis neuronas durante las próximas navidades, se encuentra un libro de Stephen Barker titulado “Numerati, lo saben todo de ti”. A primera vista el título ya es atrayente y para los que somos escépticos puede parecer un libro de tantos dónde la presunta divulgación científica se mezcla sin remedio con la charlatanería mediática. Pero no es así. Hoy en día, en sociedades tecnológicamente avanzadas como la nuestra (Europa, EE.UU., Japón, Corea del sur..) los sistemas informáticos encargados de recopilar información de cualquier tipo, abundan hasta extremos insospechados. A veces sentimos vigilados nuestros actos en la mundo real y nuestros dominios en el mundo virtual. Pero si llegáramos a enumerar la ingente cantidad de información que entidades, empresas y gobiernos disponen sobre nosotros, estaríamos bastante preocupados.

          Las cámaras de vigilancia han experimentado un crecimiento exponencial desde el abaratamiento de la tecnología de captación de imagen, la miniaturización y la enorme facilidad de instalación incluso con transmisión inalámbrica. Se pueden encontrar en cualquier punto de una calle de nuestras ciudades, en los cajeros, supermercados, centros comerciales, tiendas de cualquier tipo, restaurantes, gasolineras, centros del gobierno, ya en muchos colegio y guarderías, hospitales, vigilando monumentos o incluso en plena naturaleza (webcam). Casi todas ellas están conectadas a sistemas informáticos muchas veces no protegidos o aislados de redes tipo Internet o redes internas de empresas. El acceso a esa clase de información es relativamente fácil para hackers de primer curso.

          A través de la geo localización es posible averiguar, con un margen de error casi despreciable, el lugar del mundo dónde te encuentras. Y esto se puede realizar sabiendo cuál es la dirección IP del navegador de tu portátil o PDA, por la conexión WiFi, la posición de las torres de emisión/recepción de las señales de los teléfonos móviles o por los sistemas de localización activos GPS que recibe la información de la latitud y la longitud de los satélites.

          El uso de formas de pago mediante tarjeta de crédito, los historiales médicos informatizados, la enorme cantidad de formularios que rellenamos en diversas actividades (inscripciones, contratos, recibos, fichas de clubs), los detalles más íntimos de nuestras vidas en las redes sociales (Facebook, MySpace, Tuenti, Twitter), foros/wiki de opinión e intercambio de ideas, textos, fotos y vídeos, etc..

          Luego los sistemas de identificación automática y de captura de datos: códigos de barras, bidi, RDIF, OCR, bandas magnéticas, smart cards, biometría (iris y reconocimiento facial) proporcionan unas veces datos personales y siempre datos de costumbres y comportamientos sociales que acaban en compañías de marketing.

          En su libro, Stephen Barker, bautiza como “Numerati” a los ingenieros, matemáticos, o informáticos que crean el software necesario para realizar la recolección de datos masiva y la posterior reordenación de dichos datos conforme a especificaciones determinadas por un objetivo económicos en la mayoría de los casos:

“Los numerati estudian las páginas web que visitamos, los alimentos que compramos, nuestros desplazamientos con nuestros teléfonos móviles. Para ellos, nuestros registros digitales crean un  enorme y complejo laboratorio del comportamiento humano. Tienen las claves para pronosticar los productos o servicios que podríamos comprar, los anuncios de la web en que haremos click, qué enfermedades nos  amenazarán en el futuro y hasta si tendremos inclinaciones -basadas puramente en análisis estadísticos- a colocarnos una bomba bajo el abrigo y subir a un autobús.”

espionaje1-thumb

          Aconsejo leer el libro y, como entretenimiento no apto para “conspiranoicos” y  asustadizos, leer los comentarios en la web Numerati en Twitter. Unos hablan de mafia tecnológica, otros de mal necesario, otros no dan importancia al hecho en sí. Quizá en un futuro no muy lejano, esas agencias secretas tan proclives a aparecer en películas (CIA, NSA, Echelon, Mossad…) no sean útiles porque, sin darnos cuenta, estamos proporcionando ahora mismo, la información que necesitan. Lo más desasosegante es que este sistema social basado en el intercambio masivo de información a través de la tecnología que nos proporcionan los ordenadores conectados en redes está en sus comienzos, y el futuro de una sociedad libre de intercambiar información y conocimiento se mezcla con la enorme capacidad para recopilar y, lo peor de todo, utilizar esa información sin control alguno. Quizá sea el precio a pagar.

 

 

.El vuelo del navegante.

24th November

image-thumb2 Zoomquilt, otra curiosa animación en Flash, zoom casi infinito sobre un dibujo. Entretenido.

Wookieepedia, para los muy, muy, muy aficionados a Star Wars. Cómo hacerse Jedi, el tamaño aproximado de la Estrella de la muerte o la comida que te pueden ofrecer en la taberna de Tatooine.

Be a martian!, inscríbete gratis y realiza un viaje por las superficie marciana. Barato y adecuado para los que no se mueven del asiento.

Magnets, cada vez me gustan más esta clase de juegos: ingeniosos y entretenidos. No muere nadie.

Tenemos que cambiar totalmente la cultura, sensata y sabia entrevista con Jorge Wagensberg sobre la situación actual de la ciencia en España. Aconsejo leerla con atención, siempre se aprende de éste buen científico y divulgador.

10 Fast fingers, comprueba tu velocidad al teclado; ¿te crees rápido, forastero…?

Veterinario full time, toda profesión tiene sus riesgos…

 

.If.

19th November

kipling-thumb           Trasteando sin rumbo fijo  entre antiguos y olvidados papeles dentro de olvidadas y lejanas cajas, encontré este conocido poema de Kipling que permaneció colgado en mi habitación durante mis años mozos y que llegué a aprenderlo de memoria. Ahora añoro su esencia y deploro no haber conservado apenas su olor…

“Si puedes conservar tu cabeza, cuando a tu alrededor

todos la pierden y te cubren de reproches;

Si puedes tener fe en ti mismo cuando duden de ti

los demás hombres y ser indulgente para su duda;

Si puedes esperar y no sentirte cansado con la espera;

Si puedes, siendo blanco de falsedades, no caer en la mentira,

y si eres odiado, no devolver el odio, sin que te creas por eso,

ni demasiado bueno, ni demasiado cuerdo;

Si puedes soñar sin que los sueños, imperiosamente, te dominen;

Si puedes pensar, sin que los pensamientos sean tu objeto único,

Si puedes encararte con el triunfo y el desastre,

y tratar de la misma manera a esos dos impostores;

Si puedes aguantar que la verdad por ti expuesta,

la veas retorcida por los pícaros, para convertirla en lazo por los tontos.

O contemplar que las cosas, por las que diste tu vida, se han desecho.

Agacharse y reconstruirlas, aunque sean con gastados instrumentos.

Si eres capaz de juntar en un sólo haz todos tus triunfos

y arriesgarlos a cara o cruz en una sola vuelta.

Y si perdieras, empezar otra vez como cuando empezaste,

y nunca mas exhalar una palabra sobre la pérdida sufrida;

Si puedes obligar, a tu corazón, a tus fibras y a tus nervios,

a que te obedezcan aun después de desfallecido y que así se mantengan,

hasta que en ti no haya otra cosa que la voluntad gritando:

"¡Adelante!".

Si puedes hablar con multitudes y conservar tu virtud,

o alternar con reyes y no perder tus comunes rasgos;

Si nadie, ni enemigos, ni amantes amigos pueden causarte daño,

Si todos los hombres pueden contar contigo, pero ninguno demasiado,

Si eres capaz de llenar el inexorable minuto,

con el valor de los sesenta segundos de la distancia final,

tuya será la tierra y cuanto ella contenga,

y, lo que vale más, serás un hombre, ¡hijo mío!.”

 

.El vuelo del navegante.

10th November

image1-thumb Yanko design,  estupenda web dedicada al diseño en todas sus facetas. Los elementos materiales que utilizamos de forma cotidiana no tienen que ser aburridos; el diseño creo que debería ser considerado un signo principal que denote el nivel tecnológico y cultural dentro de una sociedad.

Cell size and scale, muy instructiva animación en Flash del tamaño relativo de las cosas; idea adaptada del famoso documental Powers of ten realizado en 1977 por Charles y Ray Eames, que muestra la escala relativa de las cosas en el Universo.
¡¡¡ Cómo hemos cambiado !!!, algunos a peor, otros a mejor :)).
Typhoon, fotos del mayor submarino del mundo, impresionante.

Star Wars Shop, ¿a quién no le gustaría tener a la Princesa Leia de esclava?, ¿y a Darth Vader de guardaespaldas?, ¿y conducir el Halcón Milenario?, ¿y preguntarle a Yoda si es del Real Madrid o del Atlético?.

Bienvenido a Dharavi, el mayor tugurio del mundo, no es nada nuevo, pero conviene no olvidar lo mal que viven millones de seres humanos sólo por el hecho de no haber nacido en la vieja Europa o la próspera América.

 

.¿¿¿ Fakes ???.

6th November

superheroes-really-existed-01-thumb superheroes-really-existed-03-thumb superheroes-really-existed-04-thumb superheroes-really-existed-06-thumb

 

.Perdón por todo, perdón por todo.

5th November

francisco-ayala-thumb “En la mañana de su muerte, Francisco Ayala se levantó algo más tarde de lo habitual y, como de costumbre, pidió el desayuno a Fátima. Café, zumo, un huevo revuelto y una magdalena que no llegó a acabar. Ayala se puso su mascarilla de oxígeno, pero pronto se la quitó él mismo. «¿Por qué se la quita?», preguntó Fátima. «Porque me voy a morir», replicó él en pleno ejercicio de lucidez y dignidad. «Pero ¿cuándo, por qué?», insistió ella. «Ahora, porque me voy a morir». A renglón seguido, Ayala le cogió las manos, las besó tres veces y repitió «perdón por todo, perdón por todo, perdón por todo». Fátima llamó rápidamente a Carolyn, que acudió a la sala de estar donde su marido se encontraba. Carolyn y Ayala se cogieron las manos y él falleció mientras se las apretaban dulcemente. Murió sentado en su sofá, mirando a Carolyn y entre breves pero intensos recuerdos de cuando se conocieron.”  fuente: ABC

          A veces se encuentran personas que nos enseñan a vivir y a morir. Francisco Ayala falleció después de ofrecer toda su sabiduría y todo su trabajo en narrativa, ensayo y en magníficas traducciones en un legado cultural al que deberíamos prestar más atención. Con extraordinaria lucidez mental, envidia de muchas personas que dedican su tiempo a cosas banales y sin herencia, cuando cumplió su centenario comentó con enorme humildad que asistía "abrumado y avergonzado" a dicha celebración.

          Frente a la insulsa (en cada vez más aspectos) sociedad en la que nos relacionamos, frente a la creciente estupidez mental de personas que se conforman con cosas vulgares, frente al temprano éxito comercial de personas que con 23 años ya están escribiendo su biografía, frente a la anestesia generalizada de una sociedad conforme con estar segura, alimentada y caliente (o fría) cuando corresponda, frente a la falta absoluta de ideales, que no ideas absurdas, aún existen personas que sirven como verdaderos faros que orienten nuestras decisiones.

          En la vida queda tiempo para todo. Podemos hacer cosas importantes, podemos hacer cosas sin importancia, podemos dormir, comer, pensar, amar, soñar, escribir, dibujar… incluso no hacer nada es necesario de vez en cuando. El problema surge de la falta de equilibrio en el tiempo dedicado a cada cosa. Se extiende por nuestro mal llamado estado del bienestar una suerte de filosofía de “centro comercial”, suerte de paleta ágora donde pasar por la plancha nuestras neuronas y descartar todo pensamiento crítico.

          Si una persona como Ayala, después de la rica y dilatada trayectoria vivencial y humana, al final de su luminosa existencia tiene la humildad de pedir perdón a los suyos, ¿qué tendrían que decir los infinitos memos, prepotentes y egoístas que nos rodean?.

          La vida nos concede oportunidades continuamente; cuando nos damos cuenta de ello ya es demasiado tarde…